En el Blog de Sistacnet, nos informamos de lo último en tecnologias de la información y comunicación y la compartimos con nuestro círculo de lectores.

EL BOLETIN de SISTACNET

Recopilación de Novedades y Utilidades Educativas

No educamos directamente, no es nuestra intención educar, mas bien ponemos a su alcance las herramientas para que usted lo haga cada vez mejor.

¿Qué significa ser un buen profesor?

Facebook Twitter Email

Las funciones que se adjudican a la educación surgen desde variados tópicos y posturas intelectuales. En tal sentido es posible advertir que los docentes ocupan funciones diversas dada la naturaleza de su quehacer.

despertando saberesHay quienes ven en la educación la posibilidad de desarrollar al máximo las potencialidades ocultas de cada persona, de forma que a partir de ellas pueda ocupar un rol importante en la sociedad lo que le conducirá hacia su bien propio como el bien común. Es una visión esperanzadora y optimista del quehacer educativo. Desde esta visión el profesor aparece casi como un salvador, él encarna a la persona capaz de abrir las mentes de sus estudiantes y desarrollar en ellos diversos modos de vocación, de tal forma que posibilita con sus enseñanzas el desarrollo y progreso de la sociedad en su conjunto. La sociedad crece y se dinamiza gracias a la educación y el profesor es quien posibilita esto.

mal profesorSin embargo, hay personas suspicaces que ven en la educación todo lo contrario. este sería el instrumento por el cual las personas verán coartados sus sueños y esperanzas. La educación es un instrumento de conservadurismo, represión e inmovilidad social. Es la mirada del profesor que coarta la autonomí­a de sus alumnos, aquel que reprime los deseos liberales de la juventud, el que humilla a aquellos alumnos que se atreven a pensar por si mismos. Los profesores son instrumentos de poderes fácticos, educan para mantener las diferencias sociales, a los hijos de clase alta les preparan la mejor de las clases, a los hijos de la clase baja se les exige y se aminoran los esfuerzos, total nunca podrán surgir de la pobreza en que están. Tenemos por tanto una educación para futuros lí­deres y una para estimular obreros. Los profesores, obreros al servicio de las clases de poder, son los gendarmes que mantendrían a cada alumno en el sitio que le corresponda.

Por otra parte se asocia la educación con la mera instrucción de contenidos. Son aquellos docentes intelectuales, que basan todo su quehacer en el nivel de conocimientos que manejan, Lo primordial es demostrar su saber ante sus alumnos. No son profesores que dicten clases para jóvenes sino para alimentar su propio ego y vanidad. Confunden la docencia con la instrucción.

En el otro extremo se encuentran aquellos que confunden la pedagogí­a con la paternidad. Para algunos el ser profesor significa ser una buen a compañía, una persona empática, capaz de atender a los problemas y necesidades afectivas y sociales de sus alumnos. Un profesor cercano, amigo, cómplice de sus alumnos, que a veces pierde su sentido formador. A veces estos profesores caen en el extremo opuesto del profesor intelectual, con ellos no se aprende pero si se pasa bien.

Estas cuatro posturas conviven entre sí, no son necesariamente negativas, quizás su error es sólo potenciar un aspecto del ser docente y no entenderlo en su totalidad.

Un buen profesor no se define por su actividad sino por el sentido que da a ella. Si tomamos el vocablo en su acepción originaria para ser un buen profesor solo bastarí­a saberse expresar adecuadamente, el profesor es aquel que expresa ante un público, el que da fe de su conocimiento y es capaz de traspasarlo.

Pero hemos visto que tal es una mirada limitada del quehacer docente. No basta con saber de un tema si soy incapaz de enseñarlo. La docencia va más ligada al cambio de la persona que recibe la enseñanza que a la capacidad de uno de expresar un concepto. Muchos hemos pasado por experiencias universitarias en que abogados, arquitectos o médico intentan dar cuenta de su saber, siendo incapaces de entregarlo en forma clara y sencilla.

Es por esto que prefiero la palabra educador antes que profesor. Educar implicar dirigir, orientar, facilitar un cambio en la persona del otro. Lo intelectual se supedita aun interés mayor: la capacidad de desarrollar la vocación de otro. El educador es aquel que dispone su vida, sus acciones al servicio de otro. Es un servidor, quizás en su sentido originario, de ayuda, de solí­cita compañi­a. Sin embargo no es un sirviente, no pierde su vida en ayudar y en la felicidad ajena. No se diluye en exigencias ajenas olvidándose de sí. Antes bien, encuentra su propia felicidad y realización en esa donación al otro. No hay dicotomí­a entre el educador y el educando, hay complementariedad, la felicidad de uno se desarrolla con la del otro.

He aquí una primera característica de un buen profesor: es alguien feliz. El educar es un acto humano, un acto que se realiza entre dos voluntades que buscan cada una su propia finalidad y que desean en la consecución de ese fin su propia realización. La felicidad es el fin que persigue toda persona humana, en este caso se visualiza y expresa con el desarrollo de la propia vocación. El profesor es aquel que encuentra en su propia vocación el facilitar el encuentro de otro con su propia vocación. Para ello es indispensable que el profesor tenga conciencia de la valí­a de su misión, pues de otra forma el error se convierte en la muerte de los sueños del otro.

Sin embargo hay un riesgo en esta visión. La raí­z latina de la palabra educar es la misma que la de la palabra conducir. Es posible de pronto que algunos profesores sientan que su rol es conducir, dirigir, manipular los pasos de sus educandos. Nada más peligroso cuando el profesor se autoimpone el rol de salvador de sus alumnos. De aquel que decide y elige por ellos restando la capacidad de autodescubrirse, de desarrollarse plenamente, en el fondo restando libertad a sus estudiantes.

El profesor es alguien autónomo. Segunda característica. Entiendo por autonomí­a lo que planteaba Kant en su visión ética. Autonomí­a no significa independencia extrema, ni tampoco falta de toda regla o norma, sino más bien implica la capacidad de desarrollar una voluntad propia que permita tomar decisiones por si mismo. Aprender a actuar sabiendo que de mis actos otros se verán implicados y así­, sin tener que recurrir al temor de sanciones ajenas, actuar pensando y poniéndome en el lugar de todos. La persona autónoma no es un egoí­sta egocéntrico que no sabe que los demás existen, sino aquel que reconoce que sui existencia es más llevadera con la compañi­a y apoyo de otros. Si un docente es autónomo enseñará a los alumnos a descubrir su propia autonomí­a y acrecer siendo fieles a sus propios principios e ideales y no movido por sus caprichos y deseos egoístas e infantiles.

Sin embargo, no nos engañemos, la autonomí­a no se logra desde la espontaneidad. A veces confundimos la libertad con la total independencia de normas y reglas, sin darnos cuenta que si las reglas existen es precisamente para educar nuestra libertad. Por ello es que es preciso reconocer una tercera característica del docente: es alguien disciplinado. El profesor está para educar, para cumplir con el rol social que permitir que las generaciones más jóenes logren ajustarse a los requerimientos de la sociedad en que estén. Por ello es que el docente no puede perder de vista el apego a normas de convivencia que permitan que los jóvenes eduquen su libertad. No se trata de imponer una obediencia ciega a normas y principios sino enseñar a respetar esas normas por lo valioso que contienen tras de si. Educar la autonomía supone ayudar a decidir, enseñar a elegir entre lo que se debe hacer y lo que no se puede hacer. Pero para ello es preciso alentar una voluntad firme y constante. La disciplina ayuda a mantenerse fiel en la elección ejecutada, a continuar en la senda que ya se eligió. Sin disciplina las personas se vuelven inconstantes, temperamentales, pequeños bipolares morales que son incapaces de mantener la palabra ofertada o la promesa entregada.

Esto requiere que el docente sea prudente. Hemos aprendido que las acciones éticas han de fundarse en un correcto discernimiento, no basta con conocer de valores y principios, ni de elaborar sendos discursos sobre ética, sin en las acciones cotidianas y concretas, cuando se plantean dilemas entre lo correcto y lo bueno no sabemos que efectivamente hacer. Por ello es que es preciso que el docente sea prudente, sepa cómo actuar desde una acción ética y no políticamente correcta. Un ánimo educado y capaz de tomar decisiones efectivas, centradas no en el beneficio propio ni en lo políticamente correcto, sino en valores y principios efectivamente formativos.

Por último, me parece que estas acciones desde el plano ético se fortalecen mas cuando quien las emite es alguien capaz de fascinar y atraer la atención de sus alumnos. Por ello es que creo sinceramente que la mejor forma de enseñar y educar a los alumnos es cuando el profesor se muestra a sus alumnos como alguien con autoridad. Pero me refiero a esa autoridad que surge de quien posee experiencia, de quien enuncia verdades basadas en hechos o conocimientos que ha adquirido en su vida. Un profesor debe ser culto. Debe de potenciarse ante sus alumnos por la fuerza de sus vivencias que le convierten en un referente válido y digno de imitar. El mejor ejemplo no se da en acciones estereotipadas o en un discurso lleno de cliché sobre lo correcto, sino en una personalidad que trasciende y que se hace interesante para sus alumnos. La cultura le permitirá al docente ampliar la mirada de sus alumnos, ayudarles a reconocer que existen otras formas de actuar, mejores y más éticas que lo que ya hacen. Un alumno no se acerca al liceo o colegio a repetir lo que ya sabe, sino a ampliar su horizonte, solo un profesor con el conocimiento y la sabiduría propia permitirán responder  a esta necesidad vital.

Un profesor por tanto debe dejar de ser un mero instructor de contenidos para convertirse en un pleno educador, en un servidor de las vocaciones ajenas.

Publicado por rdiaz

Doble click al banner inferior para mas novedades
Facebook Twitter Email

39 Responses to “¿Qué significa ser un buen profesor?”

  1. Amelia |

    Te felicito por tus conocimientos tan importantes sobre el ser docente o un buen educador.
    Hola soy Amelia y soy docentem y me gustaria obtener mas información sobre estos puntos, ya que a mi me gusta educar a mis alumnos.

  2. ROBERTO MANRIQUEZ N |

    FELICITACIONES POR TAN IMPORTANTE INFORMACIÓN PROPORCIONADA.
    DESDE CHILE
    ROBERTO MANRIQUEZ N.

    WEB
    robertobiologo.com.ar

  3. Juana Lydia Reyes Torres |

    El artículo es excelente, ¿es posible formar a un profesional reflexivo?

    Saludos desde México.

  4. Jenny E. Ramos |

    Le felicito por su articulo/blog. Soy educadora :) pero me considero mas facilitadora.

    Saludos desde Puerto Rico.

  5. Elizabeth Valentin Atocha |

    Muy interesante tu comentario ya que me encontraba buscando el perfil de un buen profesor ante la evaluacion hacia sus alumnos,para una mejora de la calidad educativa,y tu mensaje encierra muchas verdades que hay que asumirla con honestidad y transparecia por cuanto que formamos jóvenes con caracterisitcas diferente,por eso se dice aqui en mi país Perú el docente es un apostol de la educacion,por el mensajes que impartimos para jovenes con un futuro prometedor.
    Gracias por tan bonito mensaje,por un instante me reflejada toda mi vida pedagogica,en el contenido de la lectura,que significa ser un buen profesor.
    Elizabeth de lima Perú

  6. KIMBERLY |

    NESECITO SABER LA DEFINICION DE PROFESOR Y MAESTRO

  7. mario Aica Quispe |

    hola felicitaciones por el articulo pero la pregunta es Que ser Profesor en la sociedad actual?

  8. Anita Cardenas |

    Hola este enfoque hacia la educación es importante ademas pienso que es una motivación para ser un buen profesor. Me gustaria conocer mas herramientas para educar a nuestros alumnos

    Desde Ibarra Imbabura Ecuador

  9. Marcela Cali - COLOMBIA |

    grax por su articulo.. la verdad me ayudo mucho para mi tesis…..

    besos desde colombia

  10. Laura Peroni |

    Me encanto el articulo, este año comence a enseñar estoy convencida que es mi vocacion. Gracias por su publicacion fue muy importante para mi.
    Laura desde Paraguay

  11. Hugo Alberto Y |

    Muy interesante el artículo, pues hoy en dia hemos perdido el horizonte de la enseñanza por nuestro interes personal de sobresalir sin pensar en el estudiante como motor de nuestro emplazamiento diario. Debemos dejar a un lado nuestras expectativas, para inmiscuirnos en una nueva docencia, una docencia enmarcada en valores y responsabilidad de nuestra juventud. Gracias

  12. Jose Alfredo Tijerino Téllez |

    Exelente, gracias y felicitaciones. He sido docente universitario durante 43 años (Jubilado) y tu enfoque me ha revitalizado, actualmente imparto cursos a profesores de Educación Media sobre Didactica de la Física Experimental. Me gustaría me escribieras.

  13. JOHNNY ANTONIO RAMIREZ LOPEZ |

    Felicitaciones al autor de este artìculo y al de este espacio virtual tan interesante por las profunda reflexiòn que genera en nosotros los docentes.
    Es muy cierto , cada dìa tenemos que afrontar grandes desafìos en las aulas y diversidad de espacios acadèmicos que aperturamos con nuestras ideas y acciones, Aquì en el Perù como en cualquier realidad de Latinoamèrica ,estos desafios para la Educaciòn del siglo XXI requieren de maestros con una visiòn màs crìtica ,ejecutiva e integral sin jamàs perder esa convicciòn humana y social . Lamentablemente a nuestros gobiernos de turno ,poco o casi nada les interesa .
    Me reservo hablar de la realidad educativa de mi paìs porque se carece de verdaderos agentes de cambio desde el obsoleto sistema educativo vigente que no piensa en el futuro de miles de peruanos que formamos en las aulas pùblicas. Se sueña ser como Finlandia pero sin arriesgar nada, Llegaremos a serlo cuando la educaciòn privada pase a ser pùblica. Que el niño peruano se eduque con calidad asi como en los mejores colegios de zonas exclusivas A.1 como Monterrico,La Molina o Miraflores aprenda como el de Caballococha ,Morococha o Ilave,Cada vez es abismal que la tecnologia llegue a pequeños grupos de poder màs jamàs a las grandes mayorìas. Asi no pensamos los maestros . el Estado ademàs deberia de poner mano dura y evitar la corrupciòn y degradaciòn mental que realizan los medios de comunicaciòn masiva contra la poblaciòn.Necesitamos urgente 99.9% de programas radiales, televisivos y de prensa con alto contenido educativo y mayor equidad e inversion en tecnologias .Gracias

  14. Verónica |

    Que hermosas palabras hace poco tiempo me gradue de educadora aun no se como enfrentar este rol.

    Pero estoy muy contenta con mi carrera.

    Gracias

  15. carlos |

    como podemos concientizar a todos del rol del profesor si solamente se sienten asalariados para cubrir sus necesidades. es cierto que hay pobreza pero tenemos que luchar todos por una mejor educacion. felicitaciones por el articulo

  16. Vivian |

    “un mero instructor de contenidos”… yo no soy profesora de profesión, pero llevo varios años enseñando como instructora en un centro de capacitación, me llama la atención lo peyorativo del término instructor. Realizo principalmente capacitación a personas adultas, pero adopto el término profesor ya que me siento en ese papel al entregar los contenidos que consideran los cursos. Entregar contenidos como instructor no es algo superficial, implica y exige muchas cosas importantes. Como instructora, creo que transmitir las materias de la mejor forma posible, estando atento para mejorar siempre, y haciendo lo posible para que cada alumno cumpla con las metas de aprendizaje y quede contento de haber aprendido, implica una entrega, un traspaso, no sólo de conocimientos, sino de experiencia y cariño por lo que se hace y se enseña. Enseño en cursos cortos pero, en muchos casos, en pocos días no solo es posible transmitir conocimientos hacia los alumnos, sino también se produce un traspaso de los alumnos hacia el “instructor”, conocimientos que no necesariamente se relacionan con las materias del curso. Creo que ésta es una de las cosas más enriquecedoras de hacer clases. Es inevitable y fantástica esta interacción y he visto que los objetivos se cumplen no solo gracias al esfuerzo del profesor, sino gracias a la disposición que tenga el alumno para aprender, que mejora muchísimo si hay una buena motivación.

  17. clara rocha |

    yo pienso ue debemos que dejar que Dios nos guie a hacer lo mejor posible dejemosle las cargas a Dios con fe… tambien soy profesora pero joven.. tengo 19 años y me encantan los niños…estoy terminando mi licenciatura.. gracias Dios los Bendiga

  18. Stephanie |

    Usted menciona que “Las funciones que se adjudican a la educación surgen desde variados tópicos y posturas intelectuales.” Resalto lo de posturas intelectuales, me gustaría saber por qué no se toman en cuenta las opiniones y posturas de nuestros alumnos que también son intelectuales en potencia, por que siempre se privilegia la postura de un profesor sobre la educación y no la de los estudiantes que son los principales actores en el proceso de enseñanza aprendizaje, no lo entiendo, para ser un buen profesor lo primero que tenemos que hacer es conocer realmente a nuestros alumnos y saber que es lo que ellos quieren recibir de un profesor cuales son las característica que ellos destacan, de que me sirve saber la opinión de mi igual si el no está participando activamente del proceso

  19. Prof. Walter |

    Mil gracias por esos comentarios, animan y consuelan incluso motivan a desarrollar esas aptitudes y actitudes… Un saludo desde El Salvador

  20. Juan |

    Considero yo que un buen profesor, maestro o docente de cualquiera de los niveles educativos; debe ser en primer lugar una persona con sentido humano, con sensibilidad social, EL MEJOR EJEMPLO DE COMPORTAMIENTO del grupo en el que se desenvuelve como profesional y como persona, culto, educado, con práctica de todos los valores éticos-morales-espirituales-cívicos, etc.; en segundo lugar debe estar bien preparado en su carrera profesional, todo maestro o profesor debe ser poseedor de los conocimientos prácticos y básicos de la cultura: buena escritura, ortografía, redacción, y con dominio de su especialidad en la que se desempeña; en tercer lugar, debe tener vocación de servicio (maestro de vocación y no de ocación) que razone que ser maestro es una profesión apostólica y no de oportunidades para buscar riqueza ilicita (verder notas a los alumnos) En Resumen: El BUEN MAESTRO es INTEGRO COMO PERSONA Y COMO PROFESIONAL.

  21. Natividad |

    Hola, verdaderamente tienes razón en lo que concierne al papel del educador. La autoridad del educador vale más que todo el archivo de conocimientos que èste pueda tener es decir más que la simple instrucción. Lo cual significa que nosotros debemos como educadores estar en permanente crecimiento y proceso de transormación acorde con los cambios sociales y ambientales que se generan en el entorno para mantener la autoridad acorde con las nuevas normas. estilos de vida y aprendizaje de los jóvenes que esten bajo nuestra responsabilidad.

  22. Alian |

    hola soi alian,, tengo 18 años estoi cursando el ultimo año de secundaria,, y mi meta es ser profesor y luego director.
    Soy profesor superior de musica y hace un año q enseño piano.
    Estoy totalmente de acuerdo con su criterio y la razon por la q qiero ser profesor es por q me gustaria poder intentar cambiar el pensamiento de la sociedad, y pienso que la unica forma es por medio de la educacion. Sin faltar el respeto a mis profesores, son mui pocos los que se incluyen, segun su criterio, como “buen profesor” me atrevo a decir que la gran mayoria parace q se olvida que su trabajo es “enseñar” y q el objetivo es que sus alumnos aprendan. Por este motivo me gustaria, luego, ser director, para educar a los profesores, y si es posible a formar parte del ministerio de educacion.
    Desde ya muchas gracias, saludos desde parana, Alian. [alian.-@live.com]

  23. emechege |

    Significa ser buen profesor, profesor responsable, que esta con el cambio, embuido en su materia, en las estrategias metodologicas actuales,realaciones sociales y buen humor; creativo e investigador.
    No existe profesor malo, tampoco estudiante malo.

  24. urielisaias |

    hola me gustaria ser un gran profesor desde chico lo he querido ser y no pierdo las esperanzas que me aconsejarias que haga para saber mas de la profesion ya que creo que tengo lo nesesario para llevarlo a cabo

  25. Sheila |

    Hola! Felicitaciones por el artículo, es muy importante ser un excelente profesor (a) tener muy claro el Rol que cumplimos. En nuestra sociedad el buen profesor sufre por cumplir con su labor. las citas que realizas me parecen excelentes, un docente es la totalidad de una sociedad las distintas teorías del aprendizaje nos permiten herramientas que fortalecen el proceso de enseñanza-aprendizaje, como por ejemplo las de Lev Vigoski ” El entorno socio_cultural del Niño O adolescente siempre va a influir en su aprendizaje” de igual manera influye en el buen profesor el maestro; porque este tiene que ser un agente de cambio para poder formar al buen ciudadano. enseñando con autoridad, entrega y amor. puedo decir que un buen profesor es aquel ser que más llora y más ríe. que bonito es cuando uno el docente se encuentra un ex alumno y este al pasar del tiempo lo recuerda. significa que usted dejo algo. me gustaría recibir en mi correo sus artículos. muchos saludos. ¡Gracias!

  26. maria jose paguay |

    hola soy majo yo desde pequeña he querido ser profesora para mi la educacio`n vale mas .Educar a los niños es una manera en la que podemos demostrar que somos buenos cprofesores y con la ayuda de Dios podemos lograrlo.

  27. Eynar |

    qiero saber el nombre tu nombre y el año y de que ciudad lo publicaste esque estoy haciendo un trabajo es muy urgente

  28. http://rygjuridicos.com |

    Felicitaciones! Tienen mucha creatividad para publicar cosas interesantes.

  29. http://rygjuridicos.com |

    Definitivamente todo lo que publican es diferente, por ello los seguimos. Los felicito.

  30. Fiestas infantiles en Bogota y recreacion |

    Realmente son increíbles. Los felicito! Muestran otra perspectiva interesante.

  31. Dorie Depinho |

    Salen de lo cotidiano. Hacen diferencia con artículos como este.

  32. Edison Desher |

    Estoy disfrutando mucho de tu sitio web / tema de este blog. Es simple, pero eficaz. Muchas veces es difícil conseguir que el “equilibrio perfecto” entre la facilidad de uso y la apariencia. Debo decir que has hecho un gran trabajo con esto.

  33. Ordonez eventos |

    Yo estoy más que feliz de encontrar este sitio web.Quiero dar gracias por su tiempo en la realizacion de este Post! Yo, sin duda, disfrutare cada pequeño detalle y lo marcare.

  34. Teisha |

    Muchas gracias por esta información. Un saludo

  35. Jhony Alberto Sáenz Hurtado |

    Justo lo que necesitaba. Me tropecé con Tu blog y quería decir que realmente lo he disfrutado. En cualquier caso, me suscribire a su feed RSS y espero que escribas pronto!

  36. Luis Sosa |

    Su sitio web nos proporcionó información valiosa para trabajar. Usted ha hecho un trabajo formidable y toda nuestra comunidad esta agradecido.

  37. Wan Piselli |

    gracias, por este articulo me gusta mucho como en estos tiempos se puede compartir la informacion, te agradesco por poder compartir con nostros. mi mamame recomendo mucho esta pagina por su contenido y ya tengo la informacion que necesitaba gracias

  38. segunda mano |

    Hola, Gracias por el post. Me ha encantado. ¡Muchos besos!

  39. Claudia Diaz |

    Gran trabajo de Fiestas infantiles! este es el tipo de información que debe ser compartida en todo el internet. Vergüenza en google por no posicionar este post más alto! gracias

Leave a Reply