Translate
Últimas Publicaciones

SISTAC

SISTAC es un sístema de gestión para colegios y establecimientos educacionales en general, a través de la implementación de un conjunto de sistemas modulares desarrollados íntegramente por profesionales Peruanos.

Gracias al poder de SISTAC, nuestro sistema de gestión se adapta a colegios con necesidades y realidades muy distintas, desde 400 hasta 9.000 alumnos, colegios privados, estatales, de distintas lenguas, congregaciones religiosas, etc.

Cada nuevo cliente que se incorpora amplía las facilidades del programa e impulsa su desarrollo. Por ende la flexibilidad y ergonomía de SISTAC sobrepasa las necesidades básicas de los colegios.

SISTACNET es el complemento de SISTAC o de cualquier sistema de gestión para consultar la información por internet e ingresar las notas del profesorado. Su bajo costo y alto rendimiento brinda la mejor alternativa para un centro educativo de vanguardia.



SISTAC

Perú

Instalaciones para el año 2017, separe cita con nuestros distribuidores oportunamente, escribir a: aqp@sistacnet.com , trato directo con dirección del colegio o promotoría, no aceptamos intermediarios.

SISTAC PREMIUM - Con exportaciones especiales para SIAGIE 3.0

 

Contacte por SKYPE: mseperu@hotmail.com

 

Auspiciadores
SISTACNET
Auspiciadores
Nos referencian

Archive for the ‘Salud’ Category

Que tu aliento huela demasiado bien puede ser peor que si huele mal

Facebook Twitter Email

La halitosis es un problema que padecen muchos millones de personas, y a nadie le gusta. En el Talmud, la recopilación de las antiguas leyes hebreas, por ejemplo, el mal aliento estaba considerado un trastorno grave, hasta el punto de que las personas con halitosis tenían prohibido el ejecutar ritos sagrados. El mal aliento, según una norma jurídica que aún subsiste en Israel, puede ser causa de divorcio.

Pero tener un aliento demasiado bueno también puede ser un problema. Incluso peor.

Naturalmente, hablamos de un aliento que no ha sido modificado después de mascar un chicle o de comer algo muy picante. Si alguien nos dice que tenemos el aliento demasiado dulce y no hemos comido nada recientemente, puede que entonces estemos sufrimiendo un grave problema médico.

El aliento dulce o con olor a fruta, o un aliento con olor a algún producto químico dulzón o a acetona (como el quitaesmalte), puede ser, tal y como explica Joan Liebermann en Escucha tu cuerpo:

Una serie advertencia de que tienes diabetes y de que tu nivel de azúcar en la sangre está peligrosamente fuera de control. Médicamente conocida como acidosis diabética o quetoacidosis diabética, se trata de una emergencia médica. Si no se regula rápidamente tu nivel de azúcar, puedes entrar en coma y morir.

Como en estas ocasiones el aliento puede tener cierta similitud con el alcohol, y un bajo nivel de azúcar en sangre puede hacer que un diabético se tambalee, puede pensarse que el individuo está borracho y no recibir la atención médica inmediata que necesita.

Facebook Twitter Email

Agorafobia: “Mucho más allá del temor a los espacios abiertos”

Facebook Twitter Email

¿Qué es exactamente la Agorafobia?

La Agorafobia es un trastorno que se caracteriza por la aparición de ansiedad al encontrarse en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil o embarazoso escapar u obtener ayuda.

En consecuencia, se produce una evitación casi permanente de muchas situaciones, como por ejemplo se evita salir del hogar, entrar en tiendas o almacenes, las multitudes, los lugares públicos y viajar solo en trenes, autobuses o aviones.

¿Cuál es su inicio?

La Agorafobia suele empezar con miedo o pánico en algún lugar público y se reduce cuando la persona escapa de la situación. Todo comienza con unas sensaciones, cuando se interpretan como desagradables. La angustia que se siente ante esa misma situación hace que las propias sensaciones se incrementen, se hagan más intensas. De nuevo se reinterpretan y la persona se centra en esas sensaciones, desencadenándose entonces pensamientos catastrofistas en los que la persona cree estar en peligro, formándose una espiral.

La consecuencia de esto último es que la persona tiende a evitar esa situación en el futuro y otros lugares públicos donde nunca ha experimentado un ataque de pánico, pero que tienen características parecidas a la que originó el miedo inicial; incluso pensar en ese tipo de lugares puede provocar e inducirle un pánico o ansiedad anticipatorios.

¿Qué síntomas son característicos?

Las personas con Agorafobia tienen miedo de aquellas situaciones en las que consideran que pueden tener sensaciones somáticas de ansiedad o ataques de pánico o en las que creen que pueden ocurrir consecuencias dañinas o catastróficas. Por ello, el “Miedo al miedo” tiene dos componentes:

Miedo a las reacciones somáticas: o activación fisiológica asociadas con la ansiedad. Este miedo surge normalmente en las situaciones externas temidas, pero puede darse en otras situaciones como consecuencia del calor, hambre, actividad enérgica, pensamientos perturbadores u otros factores que puedan producir actividad fisiológica.

Pensamientos o cogniciones de que experimentar sensaciones corporales de ansiedad tendrá como consecuencias dañinas o catastróficas de tipo físico (miedo a tener un ataque cardíaco, vómito, desmayo, infarto cerebral) o social/conductual (miedo a la pérdida de control, gritos, volverse loco/a).

¿Con qué trastornos psicológicos no debemos confundir la Agorafobia?

En la Agorafobia, esta ansiedad o comportamiento de evitación no se debe a la presencia de otro trastorno mental como fobia social (evitación limitada a situaciones sociales por miedo a ruborizarse), fobia específica (evitación limitada a situaciones aisladas, como los ascensores), trastorno obsesivo-compulsivo (evitación de todo lo que pueda ensuciar en un individuo con ideas obsesivas de contaminación), trastorno por estrés postraumático (evitación de estímulos relacionados con una situación altamente estresante o traumática) o trastorno de ansiedad por separación (evitación de abandonar el hogar o la familia).

¿Qué consecuencias negativas están asociadas a este trastorno?

Aunque la gravedad de la ansiedad y la intensidad de la conducta de evitación son variables, este es el más incapacitante de los trastornos fóbicos y algunas personas llegan a quedar completamente confinadas en su casa.

La agorafobia se convierte, más que un trastorno, en un estilo de vida en multitud de casos. La persona se adapta a su miedo, convirtiéndose este, en el centro de gravedad, alrededor del cual gira su mundo. El comportamiento de evitación de estas situaciones puede conducir a un deterioro de la capacidad para efectuar viajes de trabajo o para llevar a cabo las responsabilidades domésticas (como por ejemplo ir al supermercado, llevar los niños a la escuela, etc.).

En otros casos, esta limitación no es tan evidente debido a que la persona consigue trasladarse con gran malestar, o bien habiendo organizado en su entorno todo un dispositivo de acompañantes que le ayuden a superar su incapacidad para desplazarse. Todo esto comporta una relación con el entorno basada en la dependencia, con todos los problemas que ello implica. La dependencia es un arma de doble filo, y aunque la manipulación pueda tener éxito y logre evitar las situaciones ansiógenas, afecta enormemente a la concepción que la persona tiene de si misma, generando, además, culpa.

Via: http://onlinepsicologia.com/agorafobia-mucho-mas-alla-del-temor-a-los-espacios-abiertos/

Facebook Twitter Email

Hipertensión arterial

Facebook Twitter Email

Facebook Twitter Email

Diabetes Mellitus

Facebook Twitter Email

Aprenderemos, qué es la Diabetes Mellitus, porqué se genera y como evitarla ya que es una de las enfermedades que causan a nivel mundial grandes estragos

Facebook Twitter Email

HIPERTENSION ARTERIAL

Facebook Twitter Email

Facebook Twitter Email

Disortografía: concepto y causas

Facebook Twitter Email

La disortografía se refiere a la dificultad significativa en la trascripción del código escrito de forma inexacta, es decir, a la presencia de grandes dificultades en la asociación entre el código escrito, las normas ortográficas y la escritura de las palabras. De esta forma las dificultades residen en la asociación entre sonido y grafía o bien en la integración de la normativa ortográfica, o en ambos aspectos.

La disortografia a pesar de que a menudo va ligada a la dislexia o a la disgrafía se debe de entender como una entidad a parte, ya que puede presentarse de forma aislada o bien comorbida a estas alteraciones, resultando especialmente frecuente su asociación a la disgrafía.

En primer lugar resulta relevante tener presentes cuales son los principales requisitos a tener en cuenta en relación a la adquisición de la ortografía:

Adecuado desarrollo del procesamiento visual de la información, resultando en este caso especialmente relevante el desarrollo de la memoria visual, como fuente de recuerdo de la escritura de palabras, ya sea a partir de la copia o bien a partir de la lectura.

Adecuado desarrollo del procesamiento auditivo de la información, en este caso resultan clave tanto la discrimincación auditiva como la memoria auditiva. La discriminación auditiva nos permitirá establecer con claridad el sonido y por tanto asociarlo a su correspondiente grafía, en este caso son frecuentes por ejemplo las substituciones de r por l. La memoria auditiva nos permite recordar la información verbal y por tanto resultará clave para poderla transcribir, especialmente cuando se trate de palabras largas o desconocidas, al mismo tiempo que es la habilidad que mientras almacenamos esa información la podemos analizar.

Otro punto a tener en cuenta dentro del procesamiento visual de la información reside en la orientación espacial y la madurez perceptiva, es decir, aquella habilidad que nos permite distinguir adecuadamente las simetrias, ya sean estas simples o complejas. La presencia de dificultades en este punto nos puede llevar a las rotaciones de letras como a la inversión de éstas, ya sea en la copia o en la escritura al dictado o la expresión escrita.

La integración espacio temporal, esta resulta clave en la adquisición del ritmo del lenguaje, la apreciación de las palabras y sus partes. El ritmo resulta clave en el momento de poder separar las palabras o de poder discriminar adecuadamente las silabas y por tanto poder acentuar. En los casos en que el ritmo no está bien consolidado encontraremos dificultades en la ortografía natural, pudiendo presentar uniones de palabras o bien fragmentaciones de éstas.

Por otra parte, resulta importante identificar una serie de aspectos como posibles causas de la disortografía, entre las cuales podriamos citar las siguientes:

Causas de tipo intelectual: la presencia de este tipo de dificultades entorpece ante todo la adquisición de la normativa ortográfica básica, aunque probablemente no resulte la causa más relevante, si que puede llevar asociado otro tipo de dificultades que si resulten claramente relevantes como el procesamiento de la información.

Causas lingüísticas: las dificultades en la adquisición del lenguaje, ya sea de tipo articulatorio o bien en lo referente al conocimiento y uso del vocabulario. Las dificultades articulatorias pueden dificultar la correcta percepción del sonido y por tanto presentar dificultades en la correspondencia con su grafismo. Por otra parte, el conocimiento del vocabulario implica el recuerdo de su forma, es decir, de como se escribe una palabra determinada.

Causas de tipo pedagógico: en ciertas ocasiones el método de enseñanza de la ortografía puede resultar poco beneficioso en función del estilo cognitivo del/la alumn@. El recuerdo de la normativa, por su escasa significatividad puede resultar poco adecuado para much@s alumn@s.
Causas perceptivas: como apuntaba anteriormente, el procesamiento visual y auditivo de la información resulta clave en el desarrollo de la disortografía, resultando claves en este sentido:
La memoria visual
La memoria auditiva
La orientación espacial
La orientación temporal

En próximos artículos se tratará el tipo de errores que se pueden dar en función de su etiología, los tipos de disortografía, la evaluación psicopedagógica de esta y vias de intervención.

Via: http://psicopedagogias.blogspot.com/2008/06/disortografa-concepto-y-causas.html

Facebook Twitter Email

LATERALIDAD CRUZADA, DIFICULTAD PARA APRENDER

Facebook Twitter Email

La Lateralidad cruzada empieza a ser tenida en cuenta, cada vez más, para tratar problemas de aprendizaje, de comportamiento y de baja autoestima.

De todos es sabido que nuestro cerebro posee dos hemisferios que se distribuyen las principales funciones, por eso desde muy pequeños utilizamos preferentemente una mano, un ojo, una pierna o un oído, para realizar las diferentes acciones diarias.

Pero algo tan sencillo como esto requiere un estadio superior de organización de nuestro Sistema Nervioso.

¿Qué es la lateralidad cruzada?

La lateralidad, explicada de un modo sencillo, es la preferencia que muestran la mayoría de los seres humanos por un lado de su propio cuerpo.

Los niños deben construir bien la lateralidad para tener un punto referencial espacio-temporal. Esta referencia es vital para automatizar los aprendizajes básicos, para organizarme interiormente y para organizar todo lo que me rodea.

Si somos capaces de hacer que los sistemas audio-viso-motrices de nuestros hijos se desarrollen correctamente no tendremos ningún problema, ni siendo diestro, ni siendo zurdos, pero si la maduración no es correcta, me atrevería a diagnosticar muy pronto, que será un niño con fracaso escolar.

Estos niños presentan problemas de atención y se fatigan fácilmente. Una buena organización lateral ojo-mano-pie-oído favorece la resolución de problemas escolares y personales.

Cuando no hay una dominancia de un mismo lado


Lo ideal es que ofrezcan una dominancia en el mismo lado, ya sea el lado derecho o el lado zurdo, es decir tener una lateralidad homogénea. Si esto no ocurre así decimos que tiene lateralidad cruzada.

Los niños con lateralidad cruzada, ojo-mano sobre todo, diestro de mano y zurdo de ojo o al contrario nos van a dar problemas de lectoescritura, por el bajo dominio viso-espacial que poseen.

Principales consecuencias de la lateralidad cruzada


– Dificultad en la automatización de la lectura, escritura y cálculo.
– Inversiones en la lectura y en la escritura de números y letras.
– Errores al leer.
– Sustituciones de unas letras por otras.
– Dificultades con los conceptos básicos matemáticos.
– Desorientación espacial y temporal.
– Torpeza psicomotriz y faltos de ritmo.


Como consecuencia de todo esto el tema escolar se ve muy afectado, sin olvidar el tema emocional. Se convierten en niños desmotivados, con poco interés en las actividades escolares, e incluso en otras, debido a sus problemas de atención y concentración. Su autoestima suele ser muy baja.

¿A partir de que edad se puede tratar la lateralidad cruzada?


El mejor tratamiento es la detección precoz, por eso a partir de los 4-5 años podemos y debemos evaluar la lateralidad, con el claro objetivo de prevenir cruzamientos.
En caso de ya existir se debe resolver en alguno de los sentidos.

¿Cómo podemos tratar la lateralidad cruzada?


El tratamiento debe ser adaptado a cada paciente teniendo en cuenta el origen y las dificultades que está ocasionando.
La terapia base es la reorganización neurofuncional, que desbloqueará el desarrollo del individuo, organizando su sistema nervioso y aprovechando las posibilidades de regeneración del Sistema Nervioso (Neuroplasticidad).

Con la maduración del Sistema Nervioso resolveremos todos los síntomas de la lateralidad cruzada antes descritos, las dificultades de atención, de organización espacio temporal, y sus problemas emocionales y de autoestima y, como consecuencias, sus barreras escolares.

Ejercicios adaptados a cada caso

Los ejercicios propuestos, en caso de lateralidad cruzada, recapitulan la aparición de los primeros movimientos durante las distintas etapas, adquiriendo habilidades no conseguidas antes. Es como una segunda oportunidad; con la estimulación conseguimos nuevas vías y un sistema nervioso organizado según era nuestro objetivo.

Para afianzar este protocolo nos apoyamos en protocolos biológicos, homeopatía, nutrición, terapias alternativas y, especialmente para el lado emocional, la orientación psicopedagógica a las familias y profesores.

¿Podemos tratar la lateralidad cruzada en un adulto o ya es tarde? El campo de trabajo es a cualquier edad, desde la niñez a la edad adulta. Las terapias de actuación no tienen edad y los resultados merecen la pena.

Irene Cubero Butragueño
Directora del Centro Integral del Desarrollo de Castro Urdiales (Cantabria)
Pedagoga-Logopeda experta en Terapias Estimulativas y Reorganización Neurofuncional.

Facebook Twitter Email

Día 24 de mayo: día nacional de la Epilepsia en España

Facebook Twitter Email

La epilepsia (del lat. epileps?a, y éste del gr. ????????, intercepción) es una enfermedad crónica caracterizada por uno o varios trastornos neurológicos que deja una predisposición en el cerebro para generar convulsiones recurrentes, que suelen dejar consecuencias neurobiológicas, cognitivas, psicológicas y sociales. (Leído en MedlinePlus).

Una crisis epiléptica o convulsión ocurre cuando una actividad anormal eléctrica en el cerebro causa un cambio involuntario de movimiento o función del cuerpo, de sensación, en la capacidad de estar alerta o de la conducta. La crisis puede durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos.

Hay unos 20 tipos diferentes de crisis convulsivas.El término epilepsia resulta, a veces,  confuso, ya que coloquialmente se suele utilizar indiscriminadamente para todos aquellos episodios donde la persona puede presentar una convulsión. Así un individuo puede haber tenido una convulsión por niveles bajos de azúcar en la sangre o un niño con una fiebre alta y no se trataría, en esos casos, de epilepsia. No obstante, la epilepsia describe a un trastorno en el que una persona tiene convulsiones que se repiten en el tiempo debido a un proceso crónico subyacente, de causa conocida o desconocida.

En la clasificación de la CIE-10 hay hasta 10 grupos de trastornos epilépticos. En realidad  existen más de 40 tipos diferentes de epilepsias. Síndrome epiléptico es el nombre de un conjunto de signos y síntomas, que incluyen uno o más tipos de crisis epiléptica junto con sintomatología no necesariamente convulsiva, como por ejemplo, retardo mental o psicomotor, y que pese a constituir una entidad diferenciable clínicamente, puede tener diversas causas. Existen también enfermedades epilépticas, que por razón de sus características, específicas y bien definidas tienen nombre propio como los síndromes de West, Unverricht-Lumbordg, Lennox, etc.

En general, no existe una prevención conocida para la epilepsia, pero con una dieta y reposo adecuados, la abstinencia de drogas y alcohol se puede disminuir la probabilidad de sufrir convulsiones.Los fármacos antiepilépticos (AED, de sus siglas en inglés) se emplean para reducir los síntomas, aunque parece que no siempre la tolerancia es buena y el antiepiléptico debe ser individualizado en función del síndrome concreto. Se emplea también la intervención psicológica y la neurocirugía.Las causas son muy variadas. Hipoxia perinatal, hemorragia intracraneal, trastornos metabólicos, alteraciones genéticas, consumo de tóxicos, tumores, e infecciones, entre otras muchas.

El hecho de tener convulsiones puede llevar al que las padece a sufrir estrés. Hay grupos de apoyo para compartir experiencias y problemas y que pueden servir de alivio a la situación.

By: http://martinbetanzos.blogspot.com/2010/05/dia-24-de-mayo-dia-nacional-de-la.html

Facebook Twitter Email

Un extraño en tu hogar

Facebook Twitter Email

Vivir con alguien que sufre algún tipo de trastorno mental es difícil. Ver como nuestro familiar, antes sano, tiene ahora dificultades para recordar cosas sencillas, no gusta a nadie.

El alzheimer es posiblemente una de las enfermedades más conocidas, pero hay otros trastornos menos frecuentes, que pueden llegar a sorprender al familiar que se encuentre con los síntomas sin conocer su origen.

Y dentro de estos, hay un grupo que tiene como punto común unos síntomas curiosos: el paciente cree que en su casa están viviendo extraños, ya sea de una forma oculta, o suplantando a alguno de sus antiguos familiares. Veamos tres de ellos.

El primero es el Síndrome o Mal de Capgras, donde el paciente cree que una persona allegada ha sido suplantada por un doble idéntico. Pensará que es el único que se ha percatado del problema (ya que nadie le dará la razón), y tratará de impostor al “extraño”.

Este mal es debido a un problema de conexión entre el reconocimiento visual y la memoria afectiva. Por ejemplo, si el enfermo cree que su tía es una doble, será porque la verá, la identificará como su tía, pero en cambio no tendrá los recuerdos que conllevan la parte emocional de una relación.

En el siguiente vídeo se puede ver de una forma clara de qué trata el problema. La primera parte es una situación ficticia, seguida de la explicación teórica.

Otro trastorno de síntomas parecidos es el Síndrome de Frégoli. En este caso, el paciente pensará que de alguna forma, un familiar o persona cercana es alguien distinto, aunque también allegado.

Es decir, que un enfermo con este síndrome podría suponer que su primo es en realidad un hermano que murió y ha ocupado su cuerpo.

Y por último tenemos el Síndrome del Huésped Fantasma. La persona que sufra este trastorno, pensará que su casa está ocupada por alguien que de alguna forma, consigue ocultarse para no dejarse ver.

Aún así, el enfermo tendrá la idea delirante de que detecta a su curioso ocupante, ya sea viendo su reflejo en un espejo, escuchando el televisor encendido…

Curiosas enfermedades que poco a poco, y gracias a los avances en neurociencia, van teniendo respuestas.

Por: Christopher Boone

Facebook Twitter Email

Video sobre el Síndrome de Asperger

Facebook Twitter Email

Por: Marc Giner Llenas

A continuación os presento un nuevo video sobre el Síndrome de Asperger en que podreís ver a parte de una explicación sobre el Síndrome diferentes adultos con este síndrome y sus dificultades cotidianas, así como las dificultades que han vivido durante su escolaridad, aspecto que considero que debemos tener presentes todos los educadores y profesionales afines para buscar una mejor respuesta educativa para est@s chic@s.

El video lo he descubierto en un blog que merece la pena la visita se llama videotecautista, aquí os dejo el enlace: VIDEOTECAUTISTA

Psicología y Pedagogía

Facebook Twitter Email

Con los Órganos al reves

Facebook Twitter Email

Se denomina situs inversus o transversus (localización invertida), frente a la posición normal de los órganos toracoabdominales, que se conoce como situs solitus. Se estima que lo padecen 1 de cada 10.000 personas en todo el mundo y consiste en que todos o parte de sus órganos de las cavidades torácica y abdominal se encuentran localizados de forma especular a como los presenta una persona normal.Es decir, en una persona con situs inversus, el corazón se encuentra en la derecha, en vez de en la izquierda, el hígado en la izquierda, como el apéndice, mientras que el bazo y el páncreas se localizaráan en la derecha.

La forma más común de situs inversus es lo que conocemos como dextrocardia, que es una rotación aislada del corazón que, en muchos casos, suele acompañarse de malformaciones de los grandes vasos (aorta, venas cavas y pulmonares).

 

La dextrocardia se puede asociar también con el llamado síndrome de Kartagener, una disfunción del movimiento de los cilios celulares a nivel sistémico que se manifiesta con sinusitis crónica, bronquiectasias (dilataciones bronquiales) y, en la mayoría de los casos, los varones presentan infertilidad por disminución de la motilidad de los espermatozoides.

 

Generalmente, el situs inversus se hereda de forma autosómica recesiva, aunque también se han documentado casos de transmisión a través de los cromosomas sexuales. Su diagnóstico suele ser casual, cuando se realiza una prueba de imagen por cualquier patología no asociada, y muchos de los afectados no llegan a conocer su condición.

 

La importancia de esta alteración del desarrollo embrionario radica en que dificulta de forma importante el diagnóstico mediante la exploración física, especialmente en enfermedades como la apendicitis o el cólico biliar, que suelen tener dolores localizados muy característicamente. Asimismo, es fácil entender la conveniencia de conocer la existencia de situs inversus antes de someter al paciente a cualquier intervención quirúrgica, para ahorrarnos sorpresas en el quirófano que puedan poner en peligro su vida.

Facebook Twitter Email